Que-es-la-contaminacion-cruzada-en-la-cocina

¿Qué es la contaminación cruzada en la cocina?

La contaminación cruzada es un concepto muy importante dentro de la cocina y debemos entender muy bien qué significa para poder evitarla y no poner en riesgo nuestra salud ni la de nuestros comensales. Se trata de un término que debemos conocer profundamente, sobre todo si trabajamos en un restaurante o si solemos tener invitados en casa. Hoy en Ganiveteria Roca te explicamos qué es la contaminación cruzada, qué tipos de contaminación cruzada existen y cómo evitarla.

¿Qué es la contaminación cruzada?

Para empezar, es imprescindible distinguir entre dos tipos de alimentos, ya que la contaminación cruzada se produce cuando ambos entran en contacto.

  • Alimentos que no necesitan cocinarse antes de consumirse. Son todos aquellos alimentos que pueden ingerirse tal cual los compramos, o con un simple lavado de agua debajo del fregadero. Es decir, ya vienen preparados para su consumo, por lo que se supone que vienen sin bacterias. Algunos ejemplos pueden ser los tomates o las frutas.
  • Alimentos que necesitan cocinarse antes de consumirse. Se trata de aquellos alimentos que sí necesitan ser cocinarnos antes de comerlos, ya no solo por mejorar su sabor y su textura, sino porque debemos eliminar las bacterias que puedan contener antes de ser preparados. Por ejemplo, la carne roja. Según los expertos, es mucho más probable que contengan bacterias los alimentos que necesitan cocinarse que los que no.

La contaminación cruzada se produce cuando alimentos de un tipo y de otro entran en contacto y acaban por contaminarse como resultado de un intercambio de sustancias ajenas. Es decir, la contaminación cruzada es el resultado de que pasen bacterias de unos alimentos a otros, por el medio que sea. Esta contaminación ocurre porque los alimentos ya listos para el consumo no van a ser cocinados y, por lo tanto, las bacterias que acumulen no se eliminarán y acabaremos por consumirlas nosotros también. Otro de los ejemplos más clásicos de contaminación cruzada es la que se produce cuando un alimento cocinado entra en contacto con la sangre de piezas de carne crudas que todavía no han sido cocinadas.

contaminacion-cruzada

Tipos de contaminación cruzada

Por otro lado, la contaminación cruzada puede darse de manera directa o indirecta.

  • Contaminación cruzada directa: Los alimentos entran en contacto directamente y se contaminan entre sí. Por ejemplo, puede ocurrir dentro de la nevera o en la propia de tabla de cortar alimentos si los ponemos todos juntos.
  • Contaminación cruzada indirecta: Los alimentos no entran en contacto directamente, pero la contaminación se produce a través de un objeto que ha estado en contacto con ambos alimentos. Normalmente suelen ser los cuchillos de cocina o las tablas de cortar, o incluso nuestras propias manos. De ahí la necesidad de mantener una correcta higiene.

¿Cómo evitar la contaminación cruzada?

Aquí os dejamos con algunos consejos para evitar la contaminación cruzada, aunque el primero y más importante es evitar que unos alimentos y otros entren en contacto, ya sea directo o indirecto.

  • Tabla de cortar alimentos. Se recomienda no utilizar nunca la misma tabla de cortar para alimentos que no necesiten ser cocinados si previamente se ha utilizado para cortar alimentos que sí necesitaban cocinarse. En caso de que solo dispongas de una, se debe limpiar muy bien con agua y jabón para eliminar cualquier bacteria o resto que pueda contener. ¿Lo ideal y la opción más sencilla para evitar la contaminación cruzada? Utilizar dos tablas de corte diferentes que bien puedes diferenciar por el color. En Ganiveteria Roca disponemos de una sección especial con tablas de corte de polietileno en diferentes colores, madera de haya y bambú. Si te interesa este tema, te recomendamos leer nuestro artículo ‘Aprende a usar la tabla de cortar‘.

    tabla-de-cortar

  • Utensilios de cocina. La contaminación cruzada indirecta también es una de las causas más comunes, así que la estarás evitando en gran medida si utilizas diferentes cuchillos de cocina para cortar los distintos alimentos.
  • Nevera. También es importante que prestes especial atención a la distribución de los alimentos en la cocina. Coloca los alimentos que necesiten ser cocinados en una altura de la nevera, y en otro lugar aquellos alimentos que no necesiten ser cocinados y que vamos a consumir tal cual, simplemente después de lavarlos bajo el grifo de agua. De esa forma evitaremos que entren en contacto directo. Sobre todo, es importante que la carne roja no toque ningún otro alimento. Es muy recomendable que separes en bolsas diferentes el pescado, la carne y las aves. Otro de los consejos es limpiar la nevera cada cierto tiempo, sobre todo tras alguna ocasión en la que hayamos tenido que tirar algún alimento que se ha puesto en mal estado.
  • Trapos de cocina. Los trapos de cocina acumulan una gran cantidad de bacterias, así que no lo utilices para limpiar los cuchillos, las tablas de cortar o la encimera. Lo único que estarás consiguiendo es llevar las bacterias de un lado a otro. En caso de que quieras secar algo, utiliza papel de cocina desechable.
  • Higiene. Lávate siempre las manos con agua y jabón antes de cocinar, y también después de cocinar cada uno de los diferentes alimentos. Las bacterias también se acumulan en tus manos.
  • Cocina. Nuestra cocina está expuesta a gran cantidad de alimentos, así que es importante mantenerla siempre bien limpia, pero no basta con pasar un trapo. Se recomienda desinfectar la cocina con agua caliente y detergente para asegurar que se eliminan del todo los restos de comida que puedan dar lugar a la contaminación cruzada.

Te recomendamos que tomes nota de estos consejos, ya que nunca viene mal extremar las precauciones para evitar la contaminación cruzada. ¡Hasta la semana que viene!

The following two tabs change content below.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *